Sobre Levaduramadre

En Levaduramadre creemos en que el leit motiv que llevó a Moncho López a crear su primera tienda en Madrid hace ya más de una década: “Hacer las cosas ordinarias extraordinariamente bien” es la seña de identidad que nos distingue y nos inspira. Gracias a ello y al mimo con el que tratamos el producto, al empleo de materias primas seleccionadas, ecológicas y sostenibles, a procesos de producción artesanales, al respeto por los tiempos de fermentación, al empleo de masa madre y, en definitiva, al gusto por las cosas bien hechas, hemos logrado hacernos un hueco entre todos los amantes del pan de calidad.

Con esa idea nacieron nuestras primeras tiendas. Unas panaderías pequeñitas pero muy bien surtidas de todos los productos que se elaboraban cada día en el pequeño obrador. En ellas intentamos recuperar el gusto por el pan de siempre y el trato directo y familiar con el cliente, al que tratamos por su nombre y del que conocemos sus gustos y preferencias porque casi, casi son un miembro más de la familia.

Pero no queríamos que nuestro proyecto terminara ahí y por ello, partiendo de esos conceptos tan sencillos como difíciles de materializar, hemos creado unos acogedores y contemporáneos coffee bakeries en los que nuestros clientes pudieran sentirse como en casa. En ellos ofrecemos no sólo los mejores y más variados tipos de pan artesano, sino aromáticos cafés e infusiones, una cuidada selección de pastelería y bollería y productos salados que le dan una vuelta a la tradición para convertirse en tentadores y sofisticados bocados, perfectos tanto para picar entre horas como para dejarnos satisfechos a mediodía.

El alma de Levaduramadre: nuestro obrador

Así como Moncho López es el creador de la idea y su socio, Iñaky de la Cuesta, el cerebro en la sombra, el alma de Levaduramadre es, sin duda, nuestro obrador. Allí es donde nace la magia y es precisamente desde donde sale cada día nuestro pan artesano: las hogazas de espelta, las de trigo sarraceno, las barras de semillas, las integrales… los croissants más crujientes y las empanadas y quichés más delicadas, que inundan de olores y sabores nuestras tiendas y cafés y que nos hacen recordar los mejores momentos de nuestra infancia sólo con acercarlos a la boca.

Es también en el obrador donde se imparten los reconocidos cursos de panadería de Levaduramadre. Impartidos por algunos de los mejores profesionales del sector, los cursos pueden ser tanto profesionales como lúdicos. Con ellos queremos compartir toda la experiencia que hemos acumulado durante estos años y acercar a todos los interesados en la panadería, las auténticas recetas artesanas que nos distinguen.